lunes, 19 de marzo de 2018

Opiniones diferentes?

Opiniones diferentes?
Opiniones parecidas?

¿Por qué Vladimir Putin?

A propósito de las elecciones presidenciales este domingo, Granma le dedica esta sección a ese tema. Al cierre de esta edición se reportaba una alta afluencia a los colegios y, según sondeos a pie de urna, el mandatario actual obtuvo una victoria aplastante. Se denunció además un ataque cibernético para tratar de inhabilitar el sitio web de la Comisión Electoral de ese país
Previo a las elecciones, Putin contaba con casi el 70 % de la intención de voto. 
La respuesta es simple: porque Rusia y China son la alternativa al mundo unipolar creado por Estados Unidos a partir de la caída de la Unión Soviética. ¿Podría cualquier país, Francia por ejemplo, negarse a seguir los pasos que le dicta EE. UU.? No, ni aunque quisiera, pero sí podría si la hegemonía de EE. UU. se rompiera.
Todo país que pretenda ser soberano debe enfrentarse al poderío de EE. UU., sabiendo que le quebrarán las alas antes de emprender el vuelo. Hasta ahora, solo pocos países del mundo lo han logrado, algunos son admirables, como Cuba y Vietnam. Rusia lo hizo porque fue la única salida que tuvo para sobrevivir, de no haberlo hecho, no existiría.
En el fondo, la perestroika consistió en entregar la soberanía de la Unión Soviética por la promesa de gozar del bienestar que disfrutan algunos países de Occidente, engañabobos que nunca se cumplió. Por escuchar cantos de sirena, la URSS se desintegró, aparecieron 15 nuevas repúblicas, que iban a ser pulverizadas más aún. Rusia, la más grande y poderosa de ellas, quedó en capilla. Desmembrarla, tal como habían hecho con el Campo Socialista, Yugoslavia y la Unión Soviética, fue el objetivo primordial del sistema unipolar recientemente creado.
La desintegración de la URSS fue acompañada de la destrucción de sus fuerzas armadas, de su sistema de seguridad social, del exterminio de su industria y de la disminución del nivel de vida del que habían gozado. ?????
La sociedad rusa se volvió paupérrima, en particular, la mortalidad de Rusia creció tanto que en menos de diez años su población disminuyó en más de diez millones de habitantes. Y no solo eso, sino que, de un día para otro, más de 30 millones de rusos se volvieron extranjeros en países de la ex URSS, donde habían nacido o, por lo menos, vivido casi toda su vida, extranjeros que ni siquiera podían expresarse en su propia lengua y que, en adelante, fueron tratados como parias sin derechos, sin que ningún organismo internacional, de esos que abundan y reclaman donde menos se espera, velaran por sus vidas, ahora amenazadas. Putin y su equipo evitaron que Rusia desapareciera en la vorágine creada y ahora emerge como Estado independiente.
El meollo del éxito de Putin consiste en haber logrado el desarrollo sostenido de Rusia, tanto en lo político como en lo económico y social; en ser el portaestandarte de la ideología rusa, que restaura los más altos valores nacionales, morales, religiosos, culturales, artísticos y filosóficos, que desde siempre constituyeron la civilización rusa; y en haber fortificado a las fuerzas armadas de ese país para defender la soberanía, las riquezas, la libertad y la independencia de Rusia.
Es esto lo que sobresale del mensaje anual del presidente Putin ante la Asamblea Federal de Rusia, en el que, además de los logros alcanzados en el campo social, hizo referencia a los innovadores modelos de armas desarrollados por su país en respuesta al abandono unilateral del Tratado sobre Misiles Anti-balísticos (ABM), cuando Estados Unidos instaló alrededor de Rusia un sistema antimisiles que vulnera la paridad nuclear estratégica alcanzada; a la nueva doctrina nuclear de EE. UU., que le faculta a emplear armas nucleares cuando quiera y contra el que quiera; y la instalación de cerca de 400 bases militares a su alrededor. Solo entonces, Rusia desarrolló nuevos modelos de armas estratégicas.
Resulta que Rusia, heredera de la URSS, sí tenía cultura, ciencia y tecnología, que no eran inferiores a las de EE. UU. sino, posiblemente, superiores.
Ese increíble salto tecnológico..., no lo esperaba nadie en el mundo.
Pese a que Putin recalcó que el poderío militar de Rusia no amenaza a nadie, que existe únicamente para garantizar el resguardo de su soberanía, antes amenazada, y que solo será empleado en el caso de que su país o cualquiera de sus aliados fueran agredidos, es de esperar que la reacción de los bloques agresores, como la OTAN, comiencen una campaña de calumnias contra Moscú.
Ahora que Rusia es tan poderosa..., Putin expresó la esperanza de ser escuchado. Amanecerá y veremos.

Las razones por las que Putin ha arrasado y volverá a arrasar todas las veces que quiera

Javier Taeño,Yahoo Noticias
Hay Putin para rato. El presidente ruso hizo buenas las encuestas y logró una holgada victoria (el 76,6% de los votos) en las elecciones, su mayor victoria hasta la fecha. Curiosamente, al revés de lo que suele pasar en la mayoría de los países, los años en el Gobierno no solo no le desgastan, sino que cada vez le hacen tener más apoyos. Estas son las claves de su rotundo éxito.
El renacimiento de la gran Rusia
El fin de la Unión Soviética y del comunismo en las décadas finales del siglo XX generó una profunda crisis de identidad en la sociedad de la que poco a poco van saliendo. Se pasó de ser una de elas grandes potencias del mundo a perder territorio y adoptar un sistema económico que hasta es momento se había despreciado. Con Putin, Rusia vive un periodo de patriotismo y de orgullo nacional. Las intervenciones militares en el extranjero (anexión de Crimea, enfrentamiento con Ucrania y guerra en Siria) han disparado la popularidad del presidente. La imagen es que el país vuelve a ser fuerte, con personalidad y que planta cara a Estados Unidos y Europa sin subordinarse. Y eso a la gente le encanta.
Una economía pujante
La situación económica en 1992 en Rusia era penosa, con más del 33% de la población bajo el umbral de la pobreza, sin embargo desde la llegada al poder de Putin en el año 2000 las cosas han cambiado y en 2016 solo un 13,4% vivía en esa misma situación según los datos oficiales del Gobierno ruso. Otro de los ejemplos en los que se ve la influencia del presidente es en la evolución del PIB per cápita; en 1999 alcanzó su punto más bajo con apenas 1.330 dólares (frente a los 3.485 de 1991), pero la economía empezó a crecer y crecer y en 2013 alcanzó los 16.000 dólares. Todavía mucha gente en Rusia considera a Putin el gran responsable de los avances económicos y por eso le siguen votando, pese a que en los últimos años no ha habido crecimiento.
Miedo a ir en su contra
Otro factor muy importante de su liderazgo es la posición de fuerza que transmite tanto en el interior como en el exterior del país. Desde el principio asumió el control de los medios de comunicación, lo que le sirvió para ir poco a poco arrinconando a sus enemigos y para transmitir su mensaje. Hoy en día hay cerca de 3.000 emisoras, de las cuales la mayoría no tratan temas políticos, pero cuando lo hacen están sometidas a un gran control gubernamental. Además, Putin fue capaz de plantar cara a los oligarcas, que habían conseguido demasiado poder durante el Gobierno de Yeltsin. Varios de ellos fueron acusados de corrupción y forzados a marcharse al exilio, lo que le valió una gran popularidad.
La democracia controlada
Al establecer y financiar grupos que ocupan el espacio público, Putin se ha asegurado que no triunfen las organizaciones que se oponen a él. ¿Cómo? Estos grupos afines al presidente están muy movilizados y ante cualquier movimiento de la oposición, son capaces de anticiparse y convertirlo en un homenaje a Putin. Antes de que los disidentes puedan ocupar la Plaza Roja, los putinistas ya se han adelantado y corean consignas a favor del presidente. Además, también existe la competencia dirigida, es decir, los rusos tienen la sensación de vivir en una democracia en la que ellos pueden tomar todas sus decisiones, lo que ayuda a mantener la estabilidad.
Su imagen de hombre fuerte

Las imágenes son recurrentes; Putin pescando sin camiseta, Putin montando a caballo, Putin haciendo judo… El objetivo es mostrar que el presidente, de 66 años, es un hombre poderoso y fuerte, lo que provoca que a muchos rusos les transmita seguridad y confianza. Todo lo contrario que Yeltsin, que era experto en bailar, contar chistes y beber alcohol, lo que le convertía en algunas ocasiones en “un bufón”, tal y como han recogido varios medios internacionales. La diferencia es simple: con el primero los rusos sienten respeto, con el segundo, vergüenza.

Nota: Da mucho que pensar







Wikio – Top Blogs

sábado, 17 de marzo de 2018

Votar por un régimen y sus excrecencias

        Votar por un régimen y sus excrecencias


Votar por el Continuismo es depositar la fe en el lado oscuro del materialismo…, dialéctico


A el nunca se le quitó el  mal sabor de boca. La primera vez que votó ya era un hombre hecho y derecho y, a pesar del tiempo transcurrido, las elecciones no le acababan de convencer.
A sus casi setenta anos ya ha escuchado hablar de cédulas vendidas, pero nunca en su vida lo vivió en carne propia. Eso solo conocen las generaciones precedentes, como aquella llamada “del Centenario”. Centenario de que o de quién? Ya no recuerda.

Lo que sí tiene presente es la farsa de muchos diputados que solo pasan por sus circunscripciones días antes de las elecciones. Allí, por donde salen…, nadie les conoce; pocos por medio de una biografía pegada a la pared.

Está cansado de tantas promesas incumplidas por los mismos durante toda su vida. Que si más carne que en Argentina! De que Van Van! No que va, tratan de que entienda que aquellos políticos iban “de punta en blanco”, pero él solo conoce a los que van de verde olivo. A sus setenta anos nunca tuvo oportunidad de votar en la república “mediatizada”. Es más, no sabe, a ciencia cierta, si lo de la mediates se debe a los medios informativos o algo más complicado.

Su padre sí tuvo la oportunidad de votar antes y después. Y el asombro fue tan grande que se le formó un nudo en el estómago. Durante muchos anos había sido castigado a no ser elegido militante del partido, por haber votado en las últimas elecciones presidencialistas. Supuestamente aquellas elecciones apoyaban al régimen de Batista. Su padre no tenía elección. Tenía que votar o arriesgarse a quedar cesante.
Ahora tenía que votar por alguien que vivía cerca, pero que no conocía de nada y que presentaba una biografía insulsa. Los otros por el estilo. Pero lo que más le molestaba a su padre era el no poder, influir con su voto, a decidir quién o quienes presidirían el país. Y se hacía una pregunta: Que tipo de elecciones son estas en que un grupo de personas continúan a ser elegidas permanentemente, aun cuando han realizado mal un trabajo para el cual supuestamente fueron elegidos. Y así una y otra vez.

La vida de su padre, reflejo de otros muchos cubanos y cubanas anónimas, le ha ayudado a entender que las elecciones, en Cuba, carecen de raíz y son tan falsas y accidentales como el proceso que las ha gestado; que no se les puede legitimar de ningún modo.

No es apatía, no. No es desinterés, no. Es falta de pasión y el poco convencimiento en que aquellos en los que han confiado ciegamente durante tantos anos, ahora se despiden de éste mundo dejando el futuro pendiente de una brocha gorda y sin escalera en que apoyarse.

Ahora parece que son pocos los que no han hecho su parte y es por eso que el país, en vez de avanzar, retrocede.Cualquiera tiene la culpa, menos ellos.
Para él, votar por el mismo régimen le provoca exclusión, ilegalidad, inseguridad, trance, pero nunca continuidad, porque no es un proceso genuino, porque supone un imposible de perfeccionar.

De martianas y fidelistas, poco. Mucho de totalitarismo estalinista, nada de marxista o leninista. Que puede significar, un país en la miseria, para el resto de los países del Continente Americano? Una moneda de cambio con la que amenazar al “monstruo imperialista”?

Desgraciadamente, la sociedad cubana (si es que existe algún tipo) no aspira a una sociedad mejor. El conformismo se lo impide. Un régimen enquistado no es la solución al problema cubano. Los quistes deben ser extirpados. Si es posible, de raíz. 
Cual de los supuestos “líderes” tiene apego en la gente? 
Es del todo imposible que tan solo una biografía pueda hacer que 60 mil ciudadanos (de una sola circunscripción) llegue a conocer profundamente a uno solo de los diputados, máxime cuando ninguno fue elegido por los ciudadanos de esa circunscripción.

Cuando uno de esos ninos, que pacientemente “cuidan” las urnas proclaman “votó”, se le revuelve algo en el estómago. La farsa que no la consigue digerir, para que luego venga alguien a invitarle a un café, que no es café y después, tratar de convencerle que Cuba es un país especial y triunfante.

Por eso, repite. Votar por el régimen es hacerlo por una pesadilla recurrente. No vale la pena. 
No lo es, ni por la historia y peor aún, ni por un negro porvenir.



Wikio – Top Blogs




domingo, 7 de enero de 2018

Cuba en Sucesión 2010

                 Cuba en Sucesión 2010

Domingo, 14 de febrero de 2010

El Síndrome de Estrés Postraumático en Cuba 

La guerra de Angola causó un indeterminado número de mutilados. 
El número de cubanos mutilados, teniendo en cuenta más de 15 años de permanencia en el país africano, es verdaderamente pequeño.
Las estadísticas del desgobierno de los hermanos Castro Ruz no se dan a conocer a la luz pública, pero no existe mejor estadística que el mano a mano, que el tú por tú. 
Si queremos saber cuantos son, basta preguntar a los miembros de nuestra familia, a nuestros vecinos y a nuestras amistades, cuantos mutilados de la guerra de Angola conocen. De esa forma podemos tener una idea de si fueron muchos o pocos. 

Realicen la experiencia con los balseros que huyen del sistema totalitario y comparen.

Cuba en Sucesion 2010: Criterios y Opiniones: Volume 2 (Cuba en Sucesin) Tapa blanda – 26 dic 2017de Mario Riva Morales (Autor)
Ver los formatos y edicionesTapa blanda EUR 12,751 Nuevo desde EUR 12,75

Descripción del producto

Reseña del editor

Criterios y opiniones que no se pueden expresar cuando se vive en un país de régimen dictatorial, 
totalitario. Diferencias entre el socialismo y la social democracia. 
La gran farsa del "Socialismo" del Siglo XXI Algo sobre el cambio climático.

Biografía del autor

Nacido en 1950, el autor creció y se desenvolvió en un país comunista. 
En el ano 2003 se asentó en Portugal y comenzó a descubrir otro tipo de socialismo, 
la social democracia. 
Leyendo sus artículos, tal vez el lector pueda apreciar las diferencias y los 
parecidos existentes entre ambos sistemas políticos: 
La Europa monárquica/parlamentaria y el totalitarismo dictatorial reminiscente en Cuba, 
unido a los intentos de revivir un socialismo llamado "del Siglo XXI" que nada tiene que ver con la 
social democracia.

Detalles del producto

  • Tapa blanda: 354 páginas
  • Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform (26 de diciembre de 2017)
  • Colección: Cuba en Sucesión
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1973982870
  • ISBN-13: 978-1973982876
https://www.amazon.es/Cuba-Sucesion-2010-Criterios-Opiniones/dp/1973982870/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1515317920&sr=1-1&keywords=Cuba+en+Sucesión+2010





Wikio – Top Blogs

lunes, 25 de diciembre de 2017

¿Eran viables o sustentables las relaciones con la dictadura castrista?


¿Eran viables o sustentables las relaciones con la dictadura castrista?


Todavía existen personas que se resisten a creer que las más de cinco décadas transcurridas (a partir del ano 1959) han sido suficientes para demostrar lo inviable de un régimen totalitario.
Lo que era imposible de creer, en el mes de diciembre del ano 2014, que ambos regímenes anunciaran (a la vez) el restablecimiento de relaciones diplomáticas. La opinión pública quedó atónita. Los menos crédulos consideraron (a falta de un embajador) que dicha medida no tendría un largo recorrido.
Era la primera vez que un presidente norteamericano reconocía que el embargo económico contra el régimen totalitario no había dado los resultados esperados. Sin embargo, al ex Comandante en Jefe (todavía vivo) Obama y su hermano no le pasaron gato por liebre.
En poco más de dos anos se firmaron 22 acuerdos que, en su mayoría beneficiaban a la dictadura y muy poco al pueblo cubano.
En realidad, Obama no podía hacer más. Caso contrario lo hubiese hecho. Imposible para Obama era desmantelar el embargo, en un país que se rige por leyes y no por decretos al margen del parlamento y de la constitución, como es el caso de la dictadura imperante en Cuba.
En un país en el cual los medios de comunicación son públicos, es imposible que el gobierno pueda eliminar medios escritos, radiales o televisivos. Seguramente la dictadura pretendería eliminar INTERNET. La Base Naval de Guantánamo jamás tuvo algo que ver en dichas conversaciones. Permaneció al margen.
Lo único que quedó demostrado fue que, la administración norteamericana tenía buena voluntad y dio pasos importantes relativos al acercamiento de ambos países. La dictadura castrista nada.
De manera que el nuevo presidente de los Estados Unidos, pensó que ya era hora de que la dictadura tomase medidas que aliviaran (no que acabara) la represión y de verdad el régimen totalitario permitiese que las personas (individuales o jurídicas al margen de la dictadura) pudiesen comerciar “libremente”, tal cual China o Viet Nam.
A decir verdad, a Trump poco le importan los cubanos residentes en el estado de la Florida. Los utiliza, pero los desprecia. A Trump no le gustan los “loosers”. De manera que decidió que de no ser posible el comercio con personas ajenas a la dictadura, estas medidas se verían muy limitadas. Lo de entorpecer los viajes de los norteamericanos a Cuba es un invento de la dictadura. La realidad es que, si no existen las posibilidades de comercio libre, los viajes no tienen razón de ser. El embargo prohibe los viajes turísticos.
El llamado (por una “diplomática”) retroceso no ha sido mayor precisamente por ser un gobierno democrático. El verdadero retroceso ha sido el de la dictadura, con más violaciones de los derechos humanos y más represión a cualquiera que se atreva a protestar.
Dejémonos de tonterías. La administración norteamericana decidió que ya era hora de cambiar las relaciones con una dictadura agonizante (en su líder). Y cumpliendo con la “voluntad” de éste, intentó cambiar las cosas antes de que Fidel Castro falleciese. La Bestia de Birán estuvo en contra. No le importó no ser ni dictador ni secretario general de su “partido”. Metió la cuchareta y dio un rapapolvo al majadero de su hermano. Queda pendiente los sucesos “acústicos”.
A los que se llenan la boca para decir “resistencia del pueblo cubano”, les digo que ya cansa. En todo caso es la obstinación de un régimen para continuar el mal.
A quién pretenden engañar con eso de la solidaridad de miles de norteamericanos? Esos miles que van de vacaciones con los gastos pagados. Esos a los que no les importa violar sus propias leyes y que son multados y hasta encarcelados por tal de pasar unas vacaciones como jamás hubiesen pensado. 

Wikio – Top Blogs





sábado, 18 de noviembre de 2017

Una postal para el recuerdo

Una postal para el recuerdo


Por Juan Martín Lorenzo



Soy aficionado a la fotografía, y me gusta viajar con mi cámara y captar, no solo los lugares pintorescos, también las personas, sitios que sugieren algo más a la mirada, actitudes, desafíos y hasta curiosos accidentes de la naturaleza y la sociedad.
Europa tiene lugares para todos los gustos, desde la romántica Venecia con sus no muy románticos olores de sus canales, hasta una ciudad como Burgos, que parece aún atrapada en el medioevo. Son ciudades y sitios preservados por países, gobiernos y pueblos con esmerado primor, celo y orgullo. Aún hasta los rincones más antiguos de Praga parecen recordarnos que por allí, hace más de 500 años, golpearon sus piedras otros hombres, sin nuestras modernas cámaras para guardarlos a la memoria humana.
Cuando me fuí de Cuba recorrí La Habana con una cámara digital, ahora ya muy vieja y con poca resolución para las nuevas tecnologías, y capturé los lugares por los que más caminé y visité. Algunos deteriorados por el tiempo, la desidia oficial, el abandono de todos y por todos. A veces un tanque desbordado de basura se interponía en el bonito encuadre que deseaba guardar de recuerdo.
Deseaba llevarme La Habana desde su imagen bondadosa y maquillada, porque conocía demasiado bien aquella otra, la sin maquillar, surcada de arrugas por el tiempo, los elementos y el olvido. 
En las pocas ocasiones que volví no visité los lugares que me llevé en aquellas fotos. Caminé La Habana común, la normal, la que no está atrapada en postales turísticas, imágenes de mercadeo y venta. Era La Habana que me rodeaba a diario, la del cubano de a pie, cansado de buscar el sustento, encontrar un artículo necesario que no aparecía en ninguna tienda, apretando los pocos dólares que guardaba entonces para suplir las calamidades diarias de la sobrevivencia.
Los retornos a Cuba siempre son dolorosos desde esa perspectiva, porque uno vuelve atrás, a los orígenes, con un bolsillo más cómodo, pero con el mismo panorama de desolación y subsistencia. Y recuerda aquella esquina donde cambié los dólares por los «chavitos» para encontrar en la otra esquina la tienda «TRD» que me ofreciera un precio más barato, unos centavos mas que ahorrar para poder obtener algo de más del pobre fruto de la diaria lucha por la vida.
Todo esto me vino a la memoria cuando tropecé con las imágenes que el sitio australiano para citas «Farewell Fiance» ofrece sobre mi Habana, esa vieja malamente maquillada por más de 60 años.
«Farewell Fiance» dice en su editorial fotográfico, y cito en los dos idiomas:
«Amidst the abandoned ruins of La Habana she reimagines the old world glamour of a forgotten city that never sleeps. Embrace a new wave of romance and the renaissance of effortless elegance. Farewell Fiancé traveled to Cuba for an unforgettable week of soul searching.»
«En medio de las ruinas abandonadas de La Habana, ella reinventa el glamour del viejo mundo de una ciudad olvidada que nunca duerme. Abrace una nueva ola de romance y el renacimiento de la elegancia sin esfuerzo. Farewell Fiancé viajó a Cuba para una inolvidable semana de búsqueda del alma.»
Y vemos a esta joven, glamorosa, arrastrar su largo vestido blanco, lanzado al viento o atrapado en las desventuradas escaleras de un edificio que, aunque parezca bombardeado, posiblemente esté habitado por muchas familias, encajonadas en estas ruinas ante la desventura total y el olvido de las autoridades de esa ciudad, y de ese país.
Para el sitio australiano esos rincones, donde malviven seres humanos, reinventan «el glamour del viejo mundo», ¿se acuerdan de lo que les hablé de Praga y Venecia?, y hablan del «renacimiento de la elegancia sin esfuerzo».
¿Pueden creerlo?
El sitio australiano viajó a Cuba, y posiblemente tropezó con los seres humanos que habitan esas ruinas, pero no les importó ni un bledo. Las ruinas eran su «inolvidable semana de búsqueda del alma».
Me pregunto, ¿la de quién?
¿La del sitio? ¿La del fotógrafo que se cuidó de no atrapar a los pobres habitantes de esa «ciudad olvidada que nunca duerme»?
Hace muy poco retorné de un viaje muy largo, casi 9 meses por Europa. Visité España, Francia, Italia, la antigua Checoslovaquia, hoy la moderna República Checa, Austria, el Reino Unido y Alemania. Largo periplo de trabajo, y también de placer, entre tiempo y tiempo uno disfruta conociendo la vieja Europa, mucho más vieja que La Habana, y mejor cuidada, y maquillada, y presumida. Y, sí, también puedes encontrar lugares donde la vida no es tan glamorosa, ni tan maquillada, ni tan presumida. De todo hay.
Rara vez logro capturar una foto glamorosa en un lugar donde se respira pobreza. Es casi un bochorno para la fotografía, y para el fotógrafo, presumir de esta humillante antigüedad como si asistiéramos a una ola de romance y estuviéramos en la búsqueda sublime del alma.
¿Quiénes irán a pasear allí? ¿Quiénes encontrarán el amor entre las ruinas bochornosas de La Habana, mientras el mundo cotidiano del que vive a pie en esos lugares se derrumba? ¿Se puede ser tan cínico y vivirlo para creerlo y gozarlo?
Pero para eso ha quedado Cuba, para una postal para el recuerdo.
Tomado del Blog Open Cuba opencuba.blogspot.com










martes, 31 de octubre de 2017

La historia entre Cuba y Rusia que Raúl Castro desconoce

La historia entre Cuba y Rusia que Raúl Castro desconoce

La Habana tiene relaciones con Moscú desde la época de los zares
Lunes, octubre 30, 2017 Tania Díaz Castro



LA HABANA, Cuba.- A los dos años de su arribo al poder, el 13 de febrero de 2010, Raúl Castro hizo un brindis con todos sus amigos generales y coroneles en la Sala Universal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), con motivo de conmemorar el primer convenio comercial establecido entre Cuba y la URSS para la compra de un millón de toneladas de azúcar y el primer crédito de cien millones de dólares, concedido a la isla para la construcción de plantas industriales.

Ese día, dijo, se cumplían cincuenta años de relaciones entre cubanos y soviéticos.
Es significativo cómo el canciller ruso Serguei V. Lavrov no acudiera al acto político y sólo enviara por escrito una felicitación. Seguramente porque, en Moscú, la historia entre la URSS y Cuba es muy distinta a la que conocía Raúl: En Rusia, por el contrario, se celebra el 6 de julio de 1902 como la fecha en que por primera vez se establecieron relaciones entre ambos países.
Al parecer, o Raúl no conocía la historia, o no le daba valor alguno, porque fue aquel 6 de julio que el zar Nicolás II respondió afirmativamente a la misiva del presidente cubano, Don Tomás Estrada Palma, donde le había propuesto el establecimiento de las relaciones.
De esa forma, el Imperio Ruso y Cuba quedaban amigos para siempre. El consulado cubano en San Petersburgo tuvo como primer jefe de esa misión al célebre ajedrecista José Raúl Capablanca, casado con una princesa rusa, y a partir de esa fecha ocurrieron eventos culturales de gran trascendencia: la célebre bailarina Anna Pavlova, con toda su comitiva, fue aplaudida en La Habana, el poeta Vladimir Mayakovski se reunía con intelectuales cubanos y se pudo disfrutar de presentaciones a cargo de famosos músicos como Rajmaninov, Serguei Rokofiev y otros.
Pero los acontecimientos históricos de aquella época con relación a Moscú no terminaron ahí.
Aunque la represión estalinista era conocida en el mundo entero, el 17 de octubre de 1942 Cuba reconocía a la dictadura soviética, mediante acuerdos suscritos en Washington, entre los embajadores de Cuba y la URSS. El diplomático Aurelio Fernández Concheso se reunió en el Kremlin con los principales líderes comunistas y recibió de manos de José Stalin una carta de amistad dirigida a Fulgencio Batista, quien había arribado a la presidencia dos años antes.
Un poco después ocurrió un singular suceso: a consecuencia de un correo diplomático proveniente de Moscú, se puso en evidencia que La Habana se estaba convirtiendo en un centro de espionaje soviético. Aun así, las relaciones diplomáticas continuaron: en 1955 el General Batista exportó azúcar a la URSS en varias ocasiones y en 1957, la compañía de ballet, con Alicia Alonso al frente, realizó una extensa gira por las principales ciudades de ese país, aprobada por el Gobierno cubano.
Todo eso pasó por alto Raúl Castro cuando celebró los llamados cincuenta años de amistad.
Ni siquiera le importó que en dos ocasiones el Kremlin le informara, en sus visitas a Moscú, la verdadera fecha de las relaciones y que Vladimir Putin; que conversando con él en su casa campestre de las afueras de Moscú le rectificara que no eran cincuenta, sino ciento diez, los años transcurridos del establecimiento de las relaciones.
Wikio – Top Blogs

















sábado, 7 de octubre de 2017

Los ataques sónicos empezaron con Fidel Castro

Los ataques sónicos empezaron con Fidel Castro: Sigue el misterio alrededor de los llamados 'ataques sónicos' perpetrados en Cuba contra diplomáticos norteamericanos y canadienses, causantes de ...



Sigue el misterio alrededor de los llamados "ataques sónicos" perpetrados en Cuba contra diplomáticos norteamericanos y canadienses, causantes de una crisis diplomática importante entre el Gobierno norteamericano y la dictadura cubana de Raúl Castro. Ahora Cuba sugiere que dichos ataques pertenecen a la "ciencia ficción", aunque no los niegan categóricamente.
El análisis lo haré sobre la base de la siguiente pista: ¿quién se beneficiaría de la crisis que estos ataques provocarían? Con esta premisa deducimos que hay dos sectores que tomarían ventaja de la crisis en desarrollo: por un lado, el sector más anticomunista del exilio anticastrista en Estados Unidos, y por otro el sector más conservador dentro de los comunistas cubanos.
Hay terceros países probablemente envueltos en la trama, como China o Rusia; pero concentremos el análisis en los sectores más cercanos al "problema cubano" sin descartar otra posibilidad, aunque la lógica indica que el interés por estos ataques debe provenir de los actores internacionales.




La Cuba oficial sugiere que la CIA podría ser la causante de los ataques, pero ¿qué intereses tendría ese organismo por encima de los intereses de su país? Pudiera ser, pero parece poco probable. El exilio cubano pudiera ser el causante, pero, ¿tiene el exilio poder suficiente como para, desde el exterior, ejecutar semejante operación? Es improbable.
Los sectores comunistas dentro de Cuba interesados en descarrilar las relaciones con EE UU parecen ser los más indicados para organizar una operación de este tipo, incluso porque cuentan con todos los medios y están actuando en su país. Como estos ataques comenzaron durante la administración Obama —y cuando aún Fidel Castro vivía— parece muy probable que haya sido el que orientó los ataques por las razones siguientes: nadie, fuera del fallecido dictador, pudiera haber dado esa orden sin consultar con Raúl Castro, o incluso, consultándolo. Nadie, aparte del dictador retirado, estuvo personalmente más interesado en frustrar el acercamiento con EE UU, como lo hizo constar por escrito y fue público y notorio.
Así las cosas, la dictadura de Raúl Castro no tiene ahora como salir del problema. Falla si dice la verdad y falla —como lo está haciendo ahora— si no la dice. No hay otra hipótesis con más fuerza que explique semejante misterio. Es sabido de la ascendencia del fallecido dictador comandando un cuerpo especial de seguridad que le era fiel y muy probablemente fueron ellos, bajo sus órdenes, quienes ejecutaron los ataques, para provocar la situación de alejamiento entre ambos países, contradiciendo a su hermano.
Nadie más que Fidel Castro –ni la CIA, ni el exilio cubano, ni Rusia o China– puede estar más satisfecho, disfrutando desde su tumba del actual alejamiento entre Cuba y EE UU.
http://manchiviri.blogspot.de/2016/04/la-desesperacion-de-un-regimen-que.html


Wikio – Top Blogs





lunes, 18 de septiembre de 2017

Sobre la Agresión Acústica

Sobre la Agresión Acústica













Decir que existe censura, en cuanto a esta noticia, es como tirar balones fuera del campo. La agresión acústica que han sufrido diplomáticos norteamericanos y canadienses ha sido verificada por las autoridades sanitarias del Gobierno de los Estados Unidos.

Posiblemente, la censura impuesta por la dictadura totalitaria neo feudal de los hermanos Castro Ruz, sea la responsable de que muchos cubanos, dentro de la isla, no se hayan enterado de esta insólita y desproporcionada agresión física a 21 diplomáticos USA, sin contar los canadienses.

Aqui no se ve, por ninguna parte, odio hacia los cubanos. En todo caso, odio hacia los norteamericanos que generosamente intentan restablecer relaciones diplomáticas con una cruel dictadura que no se lo merece.

Odio contra el pueblo cubano es el que destila toda la familia Castro, que mientras el pueblo sufre los embates del Huracán Irma, ellos la pasan bebiendo wisky y comiendo camarones, en cuanta fiesta inventan.

Y cuando mencionemos a los cubanos, debemos apartar a los Castro, que son solamente medio cubanos por parte de madre.

Por supuesto que no se conocen a los autores, pero eso no es obstáculo o impedimento para dejar de culpar a la crápula en el poder. Ellos deben garantizar la seguridad de todo el personal diplomático radicado en Cuba. Es verdaderamente extraño que, la tan "eficiente seguridad del régimen" no haya sido capaz de detectar, hasta la fecha, los autores de semejante atentado. Eso les hace paracer culpables.

Politiquero, demagogo y oportunista es Raúl Castro, que a propósito mantiene al pueblo en la miseria.

Las posibles medidas que haya tomado o tome la actual administración USA, siempre será en contra del déspota que mantiene en afrentas y oprobios sumido, al pueblo de Cuba en ambas orillas del Estrecho de La Florida, desde hace más de medio siglo.  

Nota: Fidel Castro fallece en noviembre de 2016

http://manchiviri.blogspot.pt/2016/04/la-desesperacion-de-un-regimen-que.HTML

En las postrimerías de su vida Fidel Castro no parecia aprobar el restablecimiento de relaciones diplomáticas con los Estados Unidos sin que fuese levantado el embargo económico y devuelta la Base Naval de Guantánamo.

Guardarán relación estos hechos?
 

Wikio – Top Blogs








martes, 1 de agosto de 2017

Hugo Chávez sembró vientos, a Maduro se le atragantan las tempestades

Hugo Chávez sembró vientos, a Maduro se le atragantan las tempestades



Todavía encontramos "investigadores", de pretigiosos institutos, que no entienden el proceso venezolano y hacen comparaciones espurias sobre las constituyente en Venezuela

 

El actual mandatario venezolano no es heredero de Chávez.  Acaso no recordamos que, de acuerdo a la misma constitución, a Maduro no le correspondía el cargo?

Maduro no sigue los mismos pasos de Hugo Chávez. Maduro pisa sobre mojado. No es que los haya querido seguir, es que no ha dado un solo paso diferente.

Violando su propia constitución (la de Chávez), debía haber convocado a un referendum (una consulta al pueblo) para saber si éste está de acuerdo para modificar la constitución. No lo hizo.

Si hacemos comparaciones, a Fidel Castro le fue mucho más fácil. Se pasó la constitución de 1940 por el arco del triunfo y gobernó, por decreto (como primer ministro) hasta mediados de los años 70 al "amparo" de la dictadura del proletariado. Luego calcó la constitución soviética y desde entonces realiza una suerte de elecciones diseñadas para su propia conveniencia

 
Chávez no era popular, sino populista. No voy a negar que, para el pueblo llano aparentase ser un líder carismático. No es menos cierto que hablaba el lenguaje tosco y simple de las masas.

En cambio, Maduro nunca ha tenido liderazgo. Y repito: Maduro no heredó nada. Recibió algo que ya estaba decidido, fuera de Venezuela, y que el dolor, ante la muerte de Chávez, hizo posible.
 
En presencia de la muerte, todos somos buenos

 
Hace dieciocho años, Chávez convocó un referéndum para reforzar su figura (cosa que no hizo Maduro). En él, se incidía sobre el deseo de convocar una Asamblea Constituyente para crear un Nuevo Ordenamiento Jurídico y por las bases en las que se realizaría dicha convocatoria. El 92,4% avalaron esta propuesta (tuvo una abstención del 62.2%) y en julio de ese mismo año, de los 131 miembros que había que elegir, 125 correspondieron a los candidatos apoyados por Chávez y solo seis opositores lograron un hueco en la institución.

 
Los vientos sembrados por Chávez dieron lugar a unas nubes intensas (exprópiese), de las cuales Maduro (sin darse apenas cuenta) ha resultado ser el «obrero agrícola» que recoje lo poco que ha dejado en pie la tormenta. No en balde, el movimiento político (muy confuso) que Chávez creó se encuentra hoy dividido.

Durante más de 100 días, Maduro ha reprimido, con saña, las protestas multitudinarias causando más de 100 muertos.

Aquellos que que debaten los datos, que si son oficiales o si son datos manipulados son muy ingenuos, o son cómplices.

 
La votación para la creación de una Asamblea Constituyente no es válida, desde el momento que violó la propia constitución vigente. Como no se va a agravar la situación?

Estamos presenciando el paritorio de una dictadura anunciada y perpetrada desde el inicio del advenimiento de Chávez al poder.  


Wikio – Top Blogs